• El principal componente de las ciruelas son los hidratos de carbono, entre el cual se distingue la presencia de sorbitol considerado un laxante natural.
• Ayuda a mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre gracias a su bajo índice glicémico y elevado aporte de fibra.

• Son ricas en antioxidantes disminuyendo la acción de los radicales libre que pueden dañar a las células.

• Otorgan Vitamina K, fundamental para la coagulación sanguínea y la salud ósea.